lunes, 7 de junio de 2010

04/11/04



Contigo trinos, murmullos graves
y mi docilidad se envuelve al ciento
que no me deja recordarlo.

Y su perfume de flores frescas?
Y su aliento a Dios
Y sus manos pequeñas revoloteando el abismo
Y sus palabras necias.

A todos mis queridos
los prefiero mudos o callados,
mis niños lindos
son solo bellos en silencio
mis niños feos
tienen tanto carácter y
caprichos como otros.

No hay comentarios: