lunes, 1 de noviembre de 2010

Susceptible


Se me olvidó olvidar...
hasta cuando tendré que aguantar.
A veces odio este corazón frágil que me dio Dios,
a veces odio ser tan sentimental,
a veces odio ser tan llorona,
a veces hasta odio amar el color morado,
a veces me odio a mi misma y a veces odio odiar al odio mismo,
estoy muy susceptible,
carezco de fortalezas como no tienes idea,
sólo quisiera un abrazo,
una mano amiga,
o sólo la presencia de alguien quien escuche mis lamentos y me abraze mientras sollozo...
toma mi mano mientras alcanzo la tuya,
la distancia se acorta y mis pensamientos se nublan,
la neblina que cubre el cielo no me permite ver las estrellas,
he dejado de soñar, he dejado de ser yo misma,
maldita sea, he perdido mi escencia, he perdido todo, te he perdido... a ti.