sábado, 5 de marzo de 2011

A ti... a ti no!


Y de pronto se asoma el arcoiris,
simulando unos rayos luminosos
aparece
tal cual truco de magia... magnífico!
y el cielo se regocija de la belleza esparcida,
de sus bellos colores, del hermoso contraste y de ti :)

Los límites de la felicidad hoy valen madre,
se han desvanecido,
hoy, sí, hoy... todo es posible,
y me creo heroína,
y sueño, sueño y te imagino sobre nubes de algodón,
envuelto en las más dulces sensaciones
y de hecho, el más grande amor.

Existen mil razones para quererte
y más de un millón para hoy sincerarme,
decirte lo que mi labios callan pero tu corazón presiente
que contigo deseo todo y que sin ti...  sin ti no quiero nada,
fácilmente se tienta a la muerte cuando uno dice lo que siente,
pero qué hacer con mis ganas de verte
y mis ansias de tenerte... de abrazarte tiernamente,
un día, dos días... desde hoy hasta el último suspiro.

Eres más que un motivo, una razón de ser y el destino,
eres lo que deseé y quedó en mi mente,
hasta que por fin supe reconocerte,
eres mi talismán y contigo no necesito la suerte,
pues el orgullo de quererte me hacen sentir más fuerte,
soy tan vulnerable a ti... no quieres ser la razón de mi existir?

Como un sueño será vivir este anochecer,
viendo los árboles mecerse al compás del viento,
en este invierno que me trae Diciembre,
viendo la lluvia caer enamorada,
desconcertada... queriendo rociar sus lágrimas alegres
sobre ti,
quisiera refugiarme en tus pensamientos y
ser parte de tu corazón,
que pasen mil siglos más... que dure la eternidad.