lunes, 7 de junio de 2010

23/11/04

Voy a ti como un corderillo
reforzado y sosegado al encuentro
me adormezco en tu hiel
y padezco en tu piel.

Observo su existencia
y cada cabello suyo me estremece
como cada casualidad que no es su vida,
frena o acelera mis latidos.

Y voy a ti, como sosegada mascota a
su amo
y huyo de él, pues el cazador va a su presa
y no visceversa.
pero soy un animalillo de casa
con mi dueño no tengo voluntad
no he encontrado a mi lider "alfa".

Y huyo de él.
corro en llanuras solitarias,
esperando alguien quien contrariamente... me haga ser libre.


No hay comentarios: