viernes, 20 de mayo de 2011

Locuras del loco corazón... o algo así!



Y yo te dije calla corazón,
aguarda...
estás muy frágil
las heridas aún no han cicatrizado,
pero tú
tonto,
iluso,
caprichoso,
afanoso de entregar tu amor saliste a la calle,
te mostraste y sucedió,
comenzaste a decir que todo era bello,
quizá al igual que a mí algún día todo te pareció perfecto,
y eso que no viste su sonrisa aquel día.

Pero sí,
debo reconocer que admiré tu gallardía,
mira que arriesgarte a cruzar la calle de la Ilusión fue demasiado,
tu vida, tus sentidos, tu todo corría peligro,
pero gritaste,
cantaste
y vociferaste: ME ENAMORÉ,
dije, bueno...
ya se le pasará a este loco.

Pero obligaste a mi mente a pensar en él las veinticuatro horas,
le dijiste a mi alma que lo quiera,
le pediste a mi mente que lo recuerde
tatuaste en lo más profundo de tu ser su nombre
y dije: ¡Rayos, lo perdí!
me pareció cómico después de todo,
total... mi corazón se enamoró de él.

Tiernamente...
me acostumbré a tus cantos,
a tus alegrías
a tus sollozos,
después de todo no era tan malo hacerlo,
es lindo vivir lleno de optimismo
y no andar con los pies sobre la tierra,
hasta que...
una noche horrenda de Mayo me preocupé
y pensé en el tiempo, en ti, en todo lo que referente a "nosotros"
si esto no es para mí, en el qué pasaría...
entonces me doliste,
lloré
y quise abandonar tu plan,
no quería hacerte daño corazón,
no quería verte triste ni melancólico mi vida,
quise hacerte olvidar lo inolvidable,
mas tu sentimiento fue tan fuerte,
noté que una nube gris se fijó sobre mí,
no sé cómo es que la vida se vuelve multicolor
cuando de pronto alguien dibuja un arcoiris entre tú y yo,
yo no sé si la lluvia nos mojó o el cielo lloró conmigo corazón,
no lo sé... aún hay cosas que jamás podré entender
y me niego a conocerlas, quizá la verdad a veces duele más de lo normal.

Pero corazón, mi razón está contigo,
si tu fin es amar, entonces ama,
no puedo detenerte
y andar enamorada es algo que me encanta,
quizá algunas cosas parezcan absurdas, pero me gustan tal cual están.

Corazón,
deja de andar coqueteando con él,
deja que yo tome la iniciativa,
relájate un poco,
el sonido que emites simula a un cronómetro a la velocidad de la luz,
tranquilo, todo va bien,
no desesperes... aquí estamos, él, tú -mi corazón y yo...

La noche se pinta divina,
y la luna vino a tratar de ser la protagonista,
mira que venir tan llena y vestida de dorado es un poco pacharaco,
pero bueno, dejémosla aquí, total somos un cuadro perfecto, él, tú -mi corazón y yo.

Caramba,
por un momento pensé que te saldrías de mí... corazón, basta ya!
parece que fueses a estallar,
y él se acerca, es raro,
se acerca un poco, está demasiado cerca,
rayos,
me tiembla todo,
qué hago?
y tú sigues gritando no sé qué cosas corazón,
y sus labios sellan los míos
y de pronto un beso invita al silencio,
jamás sentí algo tan sublime  *-*

No lo imaginé tan sencillo,
-tonto corazón, fue tu idea crear esta historia... y hacerle creer a los demás que fue así.

jueves, 12 de mayo de 2011

Cosa rara: el amor


Quiero cantarte la canción del ayer,
aquella que nos hacía feliz cuando caía la lluvia empapándonos,
quiero sentir el olor a tierra mojada de mi pueblo,
quiero escribirte un nuevo poema
por si algún día no logras encontrarte en mis versos,
quiero revivir aquello que una vez sentiste
y si no puedo... intentar una vez más,
hasta que mi boca sepa a ti,
y tu aroma viva impregnado en mí tibiamente,
hasta sentirlo en mis manos o llevarlo conmigo,
y es tanto lo que se siente y es tanto lo que se deja,
y
te quiero,
te quiero y está de más admitirlo,
ya lo sabes, yo lo sé, ya lo sabemos y qué más da.

Me enamoré
y me enamoré de ti,
de tu sosegada voz al hablarme
y de tu rara manía al hablar,
o de tu risa empalagosa
o quizá de tu perfecta sonrisa, sí, tu sonrisa,
yo no sé si fueron tus ojos,
yo no sé...

Eres la melodía que endulza mi canto,
que alegra mi alma,
alborota mi ser,
eres todo y eres nada,
porque a veces te descubro rondando en mis pensamientos
y te desvaneces raudamente,
pero los sueños se hacen realidad,
cuando te apareces y me dices: "eh boba, he venido a verte",
dime entonces, cómo no ser feliz?

Cómo no serlo si te tengo,
si me tienes,
si nos tenemos y somos una sola persona,
un solo corazón,
una sola vida,
porque este amor es muy grande,
inmenso, más aún que el universo, el cielo y el mar,
ciertamente, no tiene límites,
cómo no ser digna de ti?
cómo no ser parte de ti?
te quiero y el querer hace que quiera quererte aún más.

Hay tantas cosas del amor que no entiendo,
pero sin embargo vivo... y nada más importa!

sábado, 7 de mayo de 2011

Se acabó


Esta noche me despido de ti
y dejo en el olvido al amor roído que alguna vez dijiste tenerme,
no hicieron falta los abrazos ni el beso fugaz con el que suelo irme,
tampoco el nos vemos mañana querido, tan solo el adiós,
empiezo a odiar un poco el invierno
y también odio que la lluvia atrevidamente enjuague mis lágrimas,
y recorra mi rostro desesperadamente
odio verme corriendo hacia la avenida tratando de alcanzarte,
cuando me doy por vencida y  decido ya no continuar.

Quizá mi amor fue demasiado grande,
de repente eso no significó gran cosa en tu corazón hecho jirones,
quizá mi amor no debía terminar así,
quizá tú no debiste haber dicho que me amabas,
o probablemente yo no te debí oir,
pero creí sentir esta dulce mentira,
que corrompió mi alma
y  la volvió vil,
y lo siento si alguna vez te pude herir,
óyeme algo... la vida no es nada justa,
si te quiero, no me quieres a mí,
y si me quieres, no te quiero,
dime entonces cómo no maldecir este sentir?

Callada estrella brillando en lo alto,
desnuda tu belleza para que la puedan contemplar,
cuerpo celeste bañado de gracia,
dime si un deseo me puedes donar,
y mientras tú te luces la luna observa,
ve mi dolor mas no me piensa ayudar,
luna tonta, luna aniñada, luna oronda,
dile a mi amado que ya no volveré,
porque si un día abandoné mis sueños,
fue porque a la margarita le faltaron las flores,
y un NO por respuesta no debía doler,
mas sus dardos apuntaron a mi corazón,
y como agrias espinas se impregnaron en mí
y para hacer esto más triste
diré que:
me esfumé  como el alcohol entre tus dedos
me esfumé y no pienso regresar,
después no digas lo mucho que me extrañas,
ni pidas que te extrañe porque no pienso caer en tu juego una vez más.

La vida y el amor son una cosa de locos,
mas locos-locos sólo podremos soñar.

martes, 3 de mayo de 2011

Ya no eres quien fuiste AYER.

Y las hojas del otoño se han marchado,
al parecer un rayo de luz ilumina la faz de la tierra,
(o son exageraciones mías y sólo puedo notarlo yo),
mas de pronto las flores tienen un aroma especial,
de pronto a mi vida se le antoja ser multicolor,
alegre...
nada monótona y llena de vida.

Y yo agradesco los momentos en que creí ser feliz,
en donde a tu egoísmo y maldad los abrazaba mi amor,
donde estuve ciega,
donde creí sentir tu amor,
mas ya no importa, las hojas de tu otoño se han ido con el tiempo,
haber abierto los ojos no es cuestión de suerte, es cuestión de la razón,
pero en buena hora, en buena hora.

Agradesco también tu sonrisa a medias, aquella que me robaba una sonrisa a mí,
agradesco tu abrazo seco, aquel que cobijó mis malos recuerdos en mi fantasía,
gracias también por no decir te amo, porque aprendí a amar así la vida,
gracias también por la mentiras, las mentiras que hicieron que mi verdad prevalesca
y agradesco también que te hayas marchado,
ya que si no te hubieras ido jamás habría conocido la fortaleza que hoy brota de mí.

Pero esto no es una triste despedida, sabes?
porque al decir adiós le di la bienvenida a la vida,
al amor, a la felicidad, a mi lado más afable,
mis sueños quedaron en sueños y tú te quedaste atrapado ellos,
en el vacío lugar donde van los recuerdos reciclados,
entonces evocaré a mi memoria y sólo conservaré los momentos gratos,
sólo ellos...

Recuerda siempre mi lejano amor...
no osar burlarte del amor de alguien,
pues quizá no lo sepas,
que quien se burla hoy, burlado será mañana,
y no es sólo cuestión de karma...
pero piénsatelo bien, no quiero verte llorar... mañana!



Cuídate de ti... cuidate de lo que prometiste AYER y no cumplirás MAÑANA.