sábado, 15 de enero de 2011

Andando.


Abro la puerta,
salgo a la calle,
siento el aire correr hacia mi rostro,
siento tu aroma,
pienso que es tuya o quizá obra de mi imaginación,
sonrío y digo: Qué boba... qué tal imaginación!*

Pero pienso en lo que dijo la mujer la radio,
estás enamorada,
estás radiante,
estás feliz y sonríes nuevamente pues dices "puede ser".

Reaccionas y te preguntas insesantemente,
será cierto lo que dicen?
será cierto lo que digo?
y sonríes casi de improvisto pues sabes que es sin querer,
la ilusión va, viene, se vuelve a ir y retoma con olor a primavera,
a lavanda, a rosas o a jazmines, qué mierda... ya no importa el aroma,
sólo importa cómo te sientes, vaya que sí!

Miras de reojo y lo ves a tu lado,
sonríendote,
mandándote un beso volado,
espera... repíteme eso una vez más,
miras de reojo, te sonríe, te manda un beso... rayos!

Es sólo fruto de tu corazón loco que anda errante por los caminos de la vida,
ese tonto loco que tanta satisfacción te ha traído junto a mí,
para que el destino se empeñe en unirnos a pesar de la distancia y diferencias existentes entre tú y yo... entre nosotros, ya sabes!

El amor tiene todas esas cosas locas que le gustan a las personas,
esas que te sonrojan,
esas que te empujan a ser mejor,
esas cosas pues... las conoces, no?

Lo sé...

Cosas y cosas.


Me está comenzando a costar todo esto,
la realidad irreal me está sofocando,
me sumergí un día y casi me he ahogado,
me cuesta escribir lo que pienso para no pasarla mal.

Pero queda en estos momentos las incontables frases que te susurré,
la ternura y el silencio que me regalaste,
las noches frías y largas,
las poesías sin terminar y estas ansías locas de volverte a ver.

Las sonrisas extemporáneas se han vuelto tus cómplices,
como lo que callas cuando estalla el silencio.

Felicidad vs Normalidad


En un rincón del alma aún hay un lugar cálido que conserva tu nombre,
me despojo de mis propios sentimientos para arrojarlos a tu amor,
cómo no sentir el fuego de sentirse enamorado sin quemarse?
recuerdo mis pensamientos, frases y canciones dedicadas como si fuese ayer.

Estar sin tí es ser víctima de la soledad, la tristeza
sentir la embestida de la cordura,
es vivir sin aire, sin agua, sin luz y sin tu risa,
es morir lentamente muriendo de pena.

Pero aún estás conmigo,
estar enamorado es estar al borde del abismo,
al borde la felicidad extrema,
al borde de la locura,
al borde de todo.

El sin sabor de sentirse un ser normal no es grato,
el dulce sabor de saberte conmigo y enamorado es lo que soñé,
ya lo peor ha pasado y finalmente me encuentro aquí inventando cosas que son y no son.

Es un ciclo


Cuando amas: respiras, vives, sueñas y cantas,
respiras cada vez más profundamente,
suspiras constantemente,
sueñas con el futuro construyendo ideales,
cantas a la vida y al amor nacido.

Cuando amas y te enamores te encuentras en trance,
ya no sólo miras, observas detenidamente gestos y frases al hablar,
ya no escuches, oyes y te parece cada palabra pronunciada una melodía... tan armónica y tan bella,
cuando te enamoras ya no sólo quieres, amas profundamente y te desconectas totalmente de esto a lo que llamas vida.

Pero cuando todo el efecto pasa te preguntas,
valdrá la pena?
es necesario?
debo?
puedo?

Pero nunca pierdas la esperanza pues las cosas pasan,
el dolor disminuye,
tu corazón sana y late alocadamente tal cual caballo de carrera,
luego comienza un nuevo ciclo y la ruleta gira una vez más,
la vida se vuelve un poco más bonita,
los colores son más intensos tanto como tus emociones,
sonríe, ama, besa, sueña y persiste.

Ajenos


Fue como un sueño... sabes?
soñarme abrazada a ti,
dejando de lado mis bipolares ideales,
sólo pensando en un: será cierto todo esto?

Fue tan real que...
podría describirte cada minuto pasado,
no sé cuánto tiempo estuve volando sobre mis pensamientos,
preguntándome constantemente, es o no es... es o no es.

Creo en ti,
y la vida se torna diferente a tu lado,
dejando de lado los sufrimientos pasados,
basados en trivialidades insolentes...

Ya no existen límites en cuanto a la felicidad,
se vive al 100 por ciento al saberte mío,
sólo dejando de lado la realidad, la trivialidad y mi cordura.

entonces dime: ¿Quién te roba el sueño?