martes, 18 de mayo de 2010

Margaritas... margarachas!


Necesitaré de miles de margaritas para animarme a jugar el clásico "me quiere... no me quiere", pienso y creo que me causaría pavor ver el último pétalo y que de pronto me toque un "no te quiere", no es que sea el drama más grande que puede existir, no, no y no, es sólo que hacerle frente al desamor ha de ser terriblemente feo.

Debo admitir que soy una caprichosa empedernida, no en un relación, si no antes de ella, xD, las veces que me he enamorado (o al menos eso parecía) o alguien me gustaba-... también conseguí lo mismo en el sexo opuesto, ni siquiera es que haya puesto afán eh, no sé, y es cierto haciendo memoría... obtuve todo lo que me propuse.

ahora te quiero a ti x'D
jajajaja ok no, pero qué cómico se lee, muajaja (6)!!

Pero en conclusión sé que tú sólo necesitarás de una margarita,
sí, una sola, puedes creerlo?
es más... creo que no la necesitarás,
si tan sólo tuvieses el coraje suficiente de decir directamente, ¿Me quieres?
o simplemente poner los ojitos del gatito de Shrek,
sí, ese gatito enanito y con botas todo guapetón que era adorado por todos por ser un ser tan lindo xD!

¿Qué dirá la margarita?


Me quiere, no me quiere.
Te quiero, no te quiero.
Te busco, no te encuentro.
Me buscas, no me encuentras.

Locuras... locuras.



Los días están pasando rápidamente,
se respira tranquilidad,
me siento bien,
casi nueva,
esbozo una sonrisa y me siento tonta,
me siento feliz, muy feliz,
mira, que yo no pensé que llegaría este momento,
es tiempo de tomar las riendas de mi destino,
sí, eso haré...

esta paz que siento es tan perfecta,
quisiera compartirla contigo y me cuentes qué sientes,
si sientes que de pronto flotas
y de un momento a otro quieres volar,
sí, volar a lugares recónditos donde solo estemos nosotros dos,
lugares lindos, serenos, frescos y llenos de flores,
aquel lugar al que llamemos nuestro paraíso,
nuestra guarida,
nuestro lugar amado, nuestro, nuestro lugar.

Siento como la brisa intenta llevarse mis recuerdos,
mas son tan fuertes,
que se abrazan a mí y a mi alma,
no lo permito, no me dejo, no me amilano ante su bravura,
ya no puedes, ante este sentimiento me vuelvo y siento invencible.

Lo he descubierto todo,
tu mirada me lo ha dicho callada y raudamente,
no te sientas intimidado,
no, no temas, este puede ser el sentimiento más celestial que hayas vivo,
presenciado, sentido, añorado,
deja que con mis manos y besos llene de amor tus días,
deja que colme tus mañanas de ternura,
déjame ser todo en tu vida y prometo serte fiel eternamente,
simplemente déjame entrar en tu corazón y en tu vida,
abre los brazos y recíbeme con un gesto de amor...