lunes, 28 de febrero de 2011

Y si digo que...



Finalmente el tumulto ha cesado,
finalmente estamos solos tú & yo,
tú hechizándome con tu mirada y yo...
te compongo una canción de amor,
derrochando ternura, desbordando alegría,
ahí estás tú mi cielo... con esa intensa paz que te caracteriza.

Traigo versos de amor para tu dulce corazón,
con el tierno deseo de cautivarte,
versos libres, versos al viento para enamorarte,
y un sentimiento puro para atraparte, para hacerte sentir el más importante,
y así poco a poco llegues a amarme.

Dime cómo le llamo a todo esto,
a esta forma de sentir,
a pasarme horas pensando en ti,
a esta forma loca de vivir por ti,
y que todo, absolutamente todo sea para hacerte feliz.

Las palabras se las lleva el viento,
yo vengo a proponerte un pacto de amor,
a sellar esta declaración con mil besos de amor,
a ofrecerte la luna, el mundo entero y ante todo mi corazón.

Pues si hoy no los declaro, se termina la emoción,
y entre tanto loquerío, pienso:
Dime que sí y viviremos de nuevo la ilusión,
la ilusión de sentirnos uno solo dentro de una burbuja,
dentro de este inmenso mundo que hemos creado...
donde sólo cabemos tú & yo,
este sentimiento endulza al más ácido corazón
y serena, no hay duda a tus males de amor.

Deseos lanzados a la vida,
deseos envueltos en amor,
miradas perdidas donde hay fantasía,
mi único tormento es no tener valor,
valor para terminar este sueño y volver a la vida,
y esta vez, mi voz será muy fuerte,
jamás me sentí tan segura, sin duda este amor es rebelde,
perdóname amor por esta manía,
son solo cosas que se le fueron de las manos a mi razón.