domingo, 26 de diciembre de 2010

Dimelo, pues no lo sé.

"Los recuerdos son cortantes como dagas perforando lentamente mi corazón".




Tu partida fue fugaz como mi despedida,
qué tristeza la mía no haberte repetido una vez más cuánto te quiero,
sé que te lo hice saber... pero,
quizá me faltaron las palabras, los cariños, un poco de todo.

El tiempo ha pasado volando,
el tiempo ha sido muy perro,
pero parece que fue ayer cuando cayeron las hojas,
no vi venir este cruel otoño absurdo,
parece que fue ayer que sentí el gélido aire sobre mi rostro y cabellos,
dónde estás? dónde estás?

Quisiera apartar de mí esta pena que embarga,
envenena y llena de dolor,
pero qué hago si todo lo que hago me recuerda a ti,
si a donde voy tu nombre es algo tan común,
dime qué hago sin tu presencia?
dímelo, pues no entiendo qué pasa... no entiendo qué pasa cuando me dicen que no te has ido.

Cantando me marcharé, con un dulce beso te saludaré.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Nos vemos después.


Ver cómo te ibas fue terrible,
pero más terrible aún escuchar y decir todo esto:

Ahora que he partido...
no te aflijas,
me alejo sólo por un momento.

No llores ni ni lleves tu pena a través de los años.
Sé qe eres valiente,
y que a pesar de todo saldrás adelante con una sonrisa.

Te pido que, por consideración a mí en mi nombre sigas viviendo.
Hazlo todo como siempre te vi hacerlo,
no fomentes tu tristeza con días estériles,
empieza cada amanecer con tareas productivas.

Dale la mano al consuelo y al buen ánimo.
y yo, a mi vez, te apoyaré y te sostendré muy cerca,
y jamás tengas temor de partir...
porque yo estaré esperando por ti en el cielo.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Adiós abuelo... adiós.


Mi Paccolo, te has ido,
por qué mi Paccolo?
por qué?
no puedo contener las lágrimas ni evitar sentirme tan triste,
es que acaso aquel torbellino en mi corazón fue tu adiós viejito,
no consigo entender aún el hecho de saberte lejano,
no consigo creer que ya no te veré más
ni escucharé tu voz,
mañana será el peor día de mi vida,... un maldito día compartido,
no quiero decirte adiós, me cuesta tanto,
te quiero abuelo,
haré de cuenta que te fuiste otra vez de crucero qué se yo... a Hawaii,
aún recuerdo el brillo de tus ojos y tu voz a medias diciéndome cómo fue,
te quiero, ve con Dios mi Paccolo Paccolito mi abuelo.

Ojalá pudiera devolver el tiempo para verte de nuevo...
para darte un abrazo y nunca soltarte,
mas comprendo que llegó tu tiempo, que Dios te ha llamado para estar a su lado, así él lo quiso, pero yo nunca pensé que doliera tanto.

Yo te extrañaré, tenlo por seguro, cómo pensar que la vida puede terminar en un segundo, la vida es polvo, puede esparcirse en un momento,
nada trajiste, nada te llevas... sólo lo que había dentro.

Descansa en paz abuelo, descansa, ya nos encontraremos después en el camino, te quiero.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Al viejito.


Y ahora al saber que puedes marcharte,

se me parte el alma en mil pedazos,

nuestros recuerdos,

nuestras vivencias,

nuestro cariño inmaculado y silencioso se resquebraja,

se los lleva el viento,

se los lleva el tiempo,

no porque querramos si no porque lo olvidas,

mas siempre te tendré en mi corazón y pensamiento,

jamás osaré a olvidarte,

porque el olvido significa importar poco y jamás fue así, y sé que lo sabes,

aunque seas tan parco y renegón,

aunque seas tan loco-loquito,

no me imagino la vida sin ti,

no quiero imaginarme la vida sin ti,

para mí no es fácil decir se murió y punto,

no, no lo es ni será,

pueda que parezca una egoísta, pero no es así,

es sólo que no quiero dejar de verte :'(


La vida no es sencilla, DIOS jamás dijo que tuviera que ser así,

pero me duele abuelo, me duele y no quiero vivir eso,

no sé cuánto tiempo quede, pero odio escuchar a los médicos hablar,

no quiero saber nada con ellos, no.

Porque aún recuerdo tu sonrisa, tu mirada, tu voz y tus cabellos,

por favor no te vayas, por favor no nos dejes,

no quiero, no puedo... no!


Y si algún día llegarás a partir,

prométeme que no será pronto,

prométeme que no dolerá saberte perdido sin tiempo ni espacio.



Paccolo, mi Paccolo, no te vayas!!