domingo, 26 de diciembre de 2010

Dimelo, pues no lo sé.

"Los recuerdos son cortantes como dagas perforando lentamente mi corazón".




Tu partida fue fugaz como mi despedida,
qué tristeza la mía no haberte repetido una vez más cuánto te quiero,
sé que te lo hice saber... pero,
quizá me faltaron las palabras, los cariños, un poco de todo.

El tiempo ha pasado volando,
el tiempo ha sido muy perro,
pero parece que fue ayer cuando cayeron las hojas,
no vi venir este cruel otoño absurdo,
parece que fue ayer que sentí el gélido aire sobre mi rostro y cabellos,
dónde estás? dónde estás?

Quisiera apartar de mí esta pena que embarga,
envenena y llena de dolor,
pero qué hago si todo lo que hago me recuerda a ti,
si a donde voy tu nombre es algo tan común,
dime qué hago sin tu presencia?
dímelo, pues no entiendo qué pasa... no entiendo qué pasa cuando me dicen que no te has ido.

Cantando me marcharé, con un dulce beso te saludaré.