domingo, 17 de julio de 2011

No entiendo.

Y sí,
yo dejé mil y un poemas a medias,
una canción sin coro
y un te qu-
soy quien quiso hacerte la vida más llevadera,
soy la loca que salió corriendo después de un beso,
soy la muchacha de los ojos café que una vez quisiste conocer,
sí, soy yo, he vuelto, he vuelto para verte sonreir.

Extiende los brazos,
y ven a mi encuentro
y por si fuera poco séllalo con un beso,
que aunque la noche se pinte gris
y el cielo ande llorando,
soy la que no fue tu novia y sin embargo amaste tanto.

Mi raro e incomprendido amor,
yo te quiero y siempre te he querido,
mas no sé por qué el olvido,
por qué el tiempo, por qué la distancia,
es que a veces necesito conectarme conmigo,
puede que no lo entiendas,
y puede que no sepa explicarte,
pero a veces soy así... jodidamente extraña.

Y yo pude amarte,
callada, abierta o absurdamente,
pero simplemente no me animé,

simplemente me guardé este amor
para entregartelo mañana o simplemente para dejarlo partir.

El amor en mí es raro... tan raro como hoy que puedo decirte que me voy por un buen rato.


Siento haberte querido tanto.