miércoles, 17 de noviembre de 2010

Ojalá mis recuerdos no me los quite el tiempo.


Si me despojan de mis recuerdos...
me siento desnuda.

Me rehuso a creer que llegará ese "día",
no quiero pensar que algún día olvidaré quiénes forman parte de mi vida,
quiénes me robaron sonrisas... a quiénes algún día les dije te amo.

No quiero sentir el dolor de quienes esten conmigo,
no quiero sentir esa pena en el alma de saber desconocido a quien tanto amé,
no quiero morderme la lengua y callar,
no quiero derramar lágrimas y sentir que ya los he perdido,
porque en mi mente ya no están y existe una realidad paralela que yo solamente conozco,
no quiero que sientan pena de mi persona al saberme perdida.

Ojalá mi alegría y amor perduren en el tiempo... ojalá.

No quiero que el tiempo robe mis recuerdos y se los lleve mar adentro,
odio que el tiempo pase y olvide cosas que quisiera recordar siempre,
aunque un geranio rosa me recuerde la alegría que sentí al ver la lluvia caer,
sé que ya he olvidado lo de antes de ayer.

No quiero mirar fotografías y saberte desconocido,
no quiero caminar sin tu mano abrazada a la mía con miedo a perderte,
quisiera encadenar a mi memoría el calor intenso de mi corazón
para saber que lo llevo dentro no morirá...

domingo, 14 de noviembre de 2010

amor a la mala.


No, definitivamente no,
no quiero tu amor pagado ni forzado,
no quiero tu interés a la mala,
si algún día te nace querida mía,
búscame y demórate un poco al hablar,
procura no hacerme daño y
explícame todo frase por frase, palabra por palabra,
evita ser incoherente,
evita ser dura con tus palabras,
mira que mi corazón a medio partir no quiere tu amor pagado, ni forzado, ni a la mala.

PD. Ojalá pudiera retroceder el tiempo y recordarme abrazada a ti.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Susceptible


Se me olvidó olvidar...
hasta cuando tendré que aguantar.
A veces odio este corazón frágil que me dio Dios,
a veces odio ser tan sentimental,
a veces odio ser tan llorona,
a veces hasta odio amar el color morado,
a veces me odio a mi misma y a veces odio odiar al odio mismo,
estoy muy susceptible,
carezco de fortalezas como no tienes idea,
sólo quisiera un abrazo,
una mano amiga,
o sólo la presencia de alguien quien escuche mis lamentos y me abraze mientras sollozo...
toma mi mano mientras alcanzo la tuya,
la distancia se acorta y mis pensamientos se nublan,
la neblina que cubre el cielo no me permite ver las estrellas,
he dejado de soñar, he dejado de ser yo misma,
maldita sea, he perdido mi escencia, he perdido todo, te he perdido... a ti.