domingo, 22 de febrero de 2015

Laberintos

Quisiera no ser tan débil,
Poder hacerme a un lado y no volver,
Desaparecer fugazmente de tu existencia,
No consumirme en mi amor,
Quisiera regresar el tiempo,
Poder hacerle frente a esto,
Increparle a mi cordura el por qué de todo esto,
Mas he perdido,
Me he perdido,
En este laberinto, un laberinto sin aparente salida,
Cual callejón que cobija a la oscuridad
Y a las más bajas y viles decepciones,
Lo pronto me es lejano,
Y lo más hermoso que existe ME ASUSTA,
Débil, muy débil,
Con la mirada perdida y la esperanza que ya no guardo, pues se ha perdido junto a millones de llaves lanzadas al mar,
Que se pierden con el vaivén desmedido de las olas más fuertes,
Ya no hace falta encontrar la salida de este laberinto,
Me he perdido, lo perdí.