domingo, 24 de febrero de 2013

Espera...


Y hoy que te encuentras tan lejos mi amor,
me cuesta tanto conciliar el sueño,
pensar en ti es mi consuelo,
soñarte... un sueño soñado.

Hoy que te encuentras lejos mi amor,
me duele tener que envidiar a la luna,
que a donde quiera que vayas, va contigo,
me duele no ser yo quien te acompañe en este viaje.

Hoy que te encuentras lejos mi amor,
sangra mi corazón y mi alma,
el recordarte me recuerda cada momento feliz,
cada momento que vivimos.

Eres la única persona que me hace llorar entre risas,
y entre risas me hace llorar,
eres mi amado amigo,
mi paz y mi todo,
mi vida y más.

Lo que daría por verte otra vez,
por contemplar tu rostro
y sostener mi manos sobre tus mejillas,
por abrazarte y sentir tu aroma.

Que mi Dios te de bienestar,
tranquilidad y fuerza,
que cada paso que des esté lleno de éxito,
que te cuide ya que no lo puedo hacer yo.




2 comentarios:

Edch dijo...

Está muy hermoso tu escrito, ojalá que muy pronto se reencuentren :D

Saludos!

Jesús M dijo...

oww c:
Yo también extraño a alguien y envidio a la luna, siempre que te leo, me tengo que identificar con alguna frase o algo, y escribe más seguido.
un abrazo Janna.