sábado, 15 de enero de 2011

Cosas y cosas.


Me está comenzando a costar todo esto,
la realidad irreal me está sofocando,
me sumergí un día y casi me he ahogado,
me cuesta escribir lo que pienso para no pasarla mal.

Pero queda en estos momentos las incontables frases que te susurré,
la ternura y el silencio que me regalaste,
las noches frías y largas,
las poesías sin terminar y estas ansías locas de volverte a ver.

Las sonrisas extemporáneas se han vuelto tus cómplices,
como lo que callas cuando estalla el silencio.

No hay comentarios: