viernes, 20 de mayo de 2011

Locuras del loco corazón... o algo así!



Y yo te dije calla corazón,
aguarda...
estás muy frágil
las heridas aún no han cicatrizado,
pero tú
tonto,
iluso,
caprichoso,
afanoso de entregar tu amor saliste a la calle,
te mostraste y sucedió,
comenzaste a decir que todo era bello,
quizá al igual que a mí algún día todo te pareció perfecto,
y eso que no viste su sonrisa aquel día.

Pero sí,
debo reconocer que admiré tu gallardía,
mira que arriesgarte a cruzar la calle de la Ilusión fue demasiado,
tu vida, tus sentidos, tu todo corría peligro,
pero gritaste,
cantaste
y vociferaste: ME ENAMORÉ,
dije, bueno...
ya se le pasará a este loco.

Pero obligaste a mi mente a pensar en él las veinticuatro horas,
le dijiste a mi alma que lo quiera,
le pediste a mi mente que lo recuerde
tatuaste en lo más profundo de tu ser su nombre
y dije: ¡Rayos, lo perdí!
me pareció cómico después de todo,
total... mi corazón se enamoró de él.

Tiernamente...
me acostumbré a tus cantos,
a tus alegrías
a tus sollozos,
después de todo no era tan malo hacerlo,
es lindo vivir lleno de optimismo
y no andar con los pies sobre la tierra,
hasta que...
una noche horrenda de Mayo me preocupé
y pensé en el tiempo, en ti, en todo lo que referente a "nosotros"
si esto no es para mí, en el qué pasaría...
entonces me doliste,
lloré
y quise abandonar tu plan,
no quería hacerte daño corazón,
no quería verte triste ni melancólico mi vida,
quise hacerte olvidar lo inolvidable,
mas tu sentimiento fue tan fuerte,
noté que una nube gris se fijó sobre mí,
no sé cómo es que la vida se vuelve multicolor
cuando de pronto alguien dibuja un arcoiris entre tú y yo,
yo no sé si la lluvia nos mojó o el cielo lloró conmigo corazón,
no lo sé... aún hay cosas que jamás podré entender
y me niego a conocerlas, quizá la verdad a veces duele más de lo normal.

Pero corazón, mi razón está contigo,
si tu fin es amar, entonces ama,
no puedo detenerte
y andar enamorada es algo que me encanta,
quizá algunas cosas parezcan absurdas, pero me gustan tal cual están.

Corazón,
deja de andar coqueteando con él,
deja que yo tome la iniciativa,
relájate un poco,
el sonido que emites simula a un cronómetro a la velocidad de la luz,
tranquilo, todo va bien,
no desesperes... aquí estamos, él, tú -mi corazón y yo...

La noche se pinta divina,
y la luna vino a tratar de ser la protagonista,
mira que venir tan llena y vestida de dorado es un poco pacharaco,
pero bueno, dejémosla aquí, total somos un cuadro perfecto, él, tú -mi corazón y yo.

Caramba,
por un momento pensé que te saldrías de mí... corazón, basta ya!
parece que fueses a estallar,
y él se acerca, es raro,
se acerca un poco, está demasiado cerca,
rayos,
me tiembla todo,
qué hago?
y tú sigues gritando no sé qué cosas corazón,
y sus labios sellan los míos
y de pronto un beso invita al silencio,
jamás sentí algo tan sublime  *-*

No lo imaginé tan sencillo,
-tonto corazón, fue tu idea crear esta historia... y hacerle creer a los demás que fue así.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola :

Me llamo Eliana Villarreal Bravo soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a eliana.villarreal.bravo@hotmail.com

Eliana Villarreal

Damian dijo...

a veces el corazón se manda solito :)

Яakro dijo...

Al corazón nadie le puede decir qué hacer... Y a veces creo que así es mejor...

Jorge Ampuero dijo...

Bien!, te salió conmovedora, intensa y casi real.

Un beso :)

David C. dijo...

una vaina eso de enamorarse .....