jueves, 27 de enero de 2011

Duerme, duerme


Me recuesto sobre tu pecho,
oigo los latidos de tu corazón,
todo es tan dulce,
tan sereno,
tan callado,
escucho también el silencio de nuestra alcoba,
te digo cuánto te amo y me sonríes.

Miro tus hermosos ojos castaños fijos en la nada,
acaricio tus mejillas
estás tan tranquilo, tan apacible,
mi dulce amor... descansa,
duerme, duerme mi amor,
no te preocupes que no me apartaré de ti,
velaré tus sueños, cuidaré de ti.

Me besas la frente y dices: ¡te amo!
no puedo dormir... tan solo contemplarte,
me dices frases amorosas,
y el sueño te vence finalmente,
mi dulce amor está dormido,
eres tan hermoso... susurro,
y parece que me oyes,
parece que aún dormido puedes sentirme.

No hay comentarios: