domingo, 13 de junio de 2010

llámalo arrepentimiento si te hace sentir mejor.


Hay muchas cosas que aún no entiendo e insisto a la nada cuestionándome aún ¿por qué?,
no entiendo el por qué de mis vagas memorias,
no entiendo el por qué de tus recuerdos en mis días,
quisiera por un momento lograr sacarte de mis pensamientos,
tengo ganas de evitar la confusión,
quisiera ser aquella persona que no te cause dolor alguno,
aquella persona que consiga llenarte de fe,
aquella persona que se vuelva tu religión y tu talismán.

Mas hoy no puedo ser todo ello cariño,
no puedo,
tengo remordimientos y me siento tan pequeña,
me siento tan culpable y tan perversa,
niña mal,
¿qué has hecho?

No puedo, no puedo retroceder el tiempo y tampoco logro perdonarme,
no puedo ser quien fui hace un tiempo,
no podré... tampoco!
a veces por no pensar en las consecuencias me vuelvo tan torpe,
a veces sin medir el daño actúo y luego lo noto,
hasta el momento en que decidas dar un paso adelante y yo dos pasos atrás,
te dejo mi hasta luego y mi amor,
consérvalos, déjalos donde mejor creas conveniente,
pero no lo eches al olvido, no eches al olvido nuestras memorias, no me dejes en el pasado,
soy una egoista, pero es que tú me lo has enseñado.

Esta es mi apología,
he obrado mal, mas no espero tu perdón aunque lo necesite.

No hay comentarios: