sábado, 12 de junio de 2010

Besarte sería...


Besarte sería...
Equipar mi cabeza para tu nombre
y mi cuerpo un rótulo por tus labios,
delinear al silencio con tu aliento
y empequeñecer al cielo con su inmensidad
transcribir a la noche más larga,
maldecir a Judas
holocaustar al hambriento,
sería capaz... por tu nebulosidad.

Castígame por ser cruel
y vivir solo de secas semillas,
sembrar en áridas tierras
bolas al aire con pequeños laberintos de tu vida.

Y la noche ya no sería una negra mala
donde se desenreden fantasías de oscuros nombres
y la luna no te usurparía
y no serías mentira en la alegría efímera
de las tardes, noches
que te ocultan en los días claros y en las mañanas.

No hay comentarios: