martes, 18 de mayo de 2010

Locuras... locuras.



Los días están pasando rápidamente,
se respira tranquilidad,
me siento bien,
casi nueva,
esbozo una sonrisa y me siento tonta,
me siento feliz, muy feliz,
mira, que yo no pensé que llegaría este momento,
es tiempo de tomar las riendas de mi destino,
sí, eso haré...

esta paz que siento es tan perfecta,
quisiera compartirla contigo y me cuentes qué sientes,
si sientes que de pronto flotas
y de un momento a otro quieres volar,
sí, volar a lugares recónditos donde solo estemos nosotros dos,
lugares lindos, serenos, frescos y llenos de flores,
aquel lugar al que llamemos nuestro paraíso,
nuestra guarida,
nuestro lugar amado, nuestro, nuestro lugar.

Siento como la brisa intenta llevarse mis recuerdos,
mas son tan fuertes,
que se abrazan a mí y a mi alma,
no lo permito, no me dejo, no me amilano ante su bravura,
ya no puedes, ante este sentimiento me vuelvo y siento invencible.

Lo he descubierto todo,
tu mirada me lo ha dicho callada y raudamente,
no te sientas intimidado,
no, no temas, este puede ser el sentimiento más celestial que hayas vivo,
presenciado, sentido, añorado,
deja que con mis manos y besos llene de amor tus días,
deja que colme tus mañanas de ternura,
déjame ser todo en tu vida y prometo serte fiel eternamente,
simplemente déjame entrar en tu corazón y en tu vida,
abre los brazos y recíbeme con un gesto de amor...






No hay comentarios: