jueves, 29 de abril de 2010

tu infelicidad me vale un PITO.


Nos fallaron dos palabras y sabernos perdonar
Qué fácil era haber dicho “lo siento”.

Pero nos sobraba orgullo y nos faltaba humildad

Y cuesta tanto esfuerzo ser el primero en hablar

Que cuando uno se atreve es tarde ya
Tarde ya.


amé esa canción, la escuché hoy temprano dos veces con mis papás en la casa, ellos almorzando con el sol en la cara mismos jovencitos xD y yo babeando porque mi hija cada vez está más grande, aw... ^^ pucha, qué vaina, no me pude quedar mucho tiempo con mis papás ni mi bebi :/ tenía que dictar clases de Matemática y Estadística a Jorge :'D sé que te irá bien ;)
Luego me bañé y me fui volando a la universidad, llamé a Gilmar y se me fue el saldo en un 2x3... qué vaina... tuve 4horas de clase de Costos II, qué paja es ese profe :D!



Y me fui...

No hay comentarios: