sábado, 8 de enero de 2011

Se me olvidó.


Mis versos usados resuenan por las calles,
aún mi canto endulza algún antro con olor a alcohol,
aún te encuentro aquí en mi casa sin temor a mirarme a los ojos,
pues aunque tu mirada calle la indiferencia,
yo sé que no te importo más.

Los recuerdos se han perdido en la niebla de Diciembre,
ya no suenas,
ya no truenas,
ya no estás y... ya no sientes,
te has cansado,
me has querido, sé que debo... dejarte en el olvido.

No hay comentarios: