miércoles, 5 de enero de 2011

Cotidiano... ajá!




Describir lo cotidiano es tarea fácil,
describir a una pareja enamorada,
al sol radiante,
la calle y sus ambulantes,
la plaza llena de niños,
una copa en lo alto,
dos locos saltando
y el sollozo de una madre preocupada.

Describir lo cotidiano de mí,
pensando en ti,
respirando por ti,
sonriendo por ti,
descubriendo la vida contigo y viviendo a mil.

Lo cotidiano, comúnmente conocido me atrae,
me llena,
me aletarga,
me enamora,
me delata.

Cotidiana cotidianidad, me encanta.

Cotidiano es también decir adiós,
mientras tus lágrimas siguen al viento
mientras tu sonrisa muere con una frase
y tu corazón calla millones de versos de amor.

No hay comentarios: